¿Cómo evaluar a los actores?

En historias detrás del porno ya evaluamos el rendimiento y el nivel físico de las actrices. Ellos no iban a ser menos. Es entonces cuando vino a mi mente; ¿cómo valorar a los actores?. Tenía que desarrollar un método preciso para evitar ambigüedades y que cubriera los suficientes aspectos para que la nota final resultara justa. Obviamente, los parámetros a calificar resultan muy distintos a los de las actrices. Los actores habitualmente ocupan un lugar secundario, no por ello menos importante, y su trabajo debe ser valorado de otra forma. Vamos a desarrollar un sistema de puntuación en función de las siguientes parámetros.

1

Actuación

Un buen actor debe transformarse delante de las cámaras. Sacar su lado animal e imbuir su rostro de la fiereza de un auténtico semental. Desde un punto de vista puramente técnico deben ofrecer siempre el mejor encuadre y mantener a la chica en una posición óptima para no perdernos ningún detalle de la acción.

2

Físico

El aspecto de los actores cuenta. Quizás no tanto para el público masculino pero cada vez más mujeres consumen porno con asiduidad; un hombre guapo con un físico escultural siempre atraerá más publico que un tipo descuidado. Además, las actrices suelen sentirse más cómodas con actores agraciados lo que también suele repercutir en contenido de más calidad.

3

Tamaño

Muchos de los detractores del porno profesional alegan que refleja irrealidad, situaciones demasiado forzadas y cánones estéticos tan exagerados que resultan nocivos para los espectadores. Tales argumentaciones son a todas luces absurdas. Hay que recordar que estamos delante de películas, su objetivo es entretener y servir de acicate para la masturbación. ¿Acaso se critica a los protagonistas de las películas de acción por ser demasiado guapos, musculosos y portar armas de gran calibre? ¿No, verdad?; todos tenemos muy claro que se tratan de obras de ficción donde la exageración forma parte central del género. Pues en el porno igual. Entonces este punto es claro; cuanto más grande mejor. Y por supuesto, de nada vale un pene descomunal si no puede mantener erecciones de calidad durante toda la escena.

4

Resistencia

Cualidad imprescindible y que separa a los buenos de los grandes actores. Es necesario mantener el bombeo e intensidad durante toda la escena y contar con una forma física privilegiada. Nadie quiere ver a un actor cansado y desfondado.

5

Cumshots

Una excelente película con un mal final puede echar a perder todo el trabajo anterior. Con los actores pasa lo mismo. Es necesario que las eyaculaciones sean abundantes y broten con la suficiente potencia. También es importante la puntería, se trata de un auténtico arte. Si toca acabar en la boca es necesaria precisión y sobre todo, evitar dirigir los disparos hacia las fosas nasales y los ojos. En el caso de los faciales el asunto cobra todavía más relevancia. Como si de artistas dando pinceladas se trataran, la disposición de los chorros resulta importantísima para recubrir la cara de la actriz con gracia y estilo.

6

Dotes acrobáticas

El porno profesional debe ser espectacular. Las posiciones más llamativas aparte de gran forma física y trenes inferiores tremendamente potentes exigen gran sentido del equilibrio. Claro ejemplo son las dobles y triples penetraciones; los actores deben coordinarse como auténticos artistas circenses. Esta clase de posturas no suelen incluirse en todas las escenas pero resultan un buen indicador para evaluar el rendimiento de los actores en situaciones más exigentes.

Foto tomada en una escena de la película francesa «Montre-moi du rose!» en 2009 por John B. Root / CC BY