Gia Derza

Gia Derza es una pornstar estadounidense nacida en 1998. Debutó en el porno con 20 años, tras dejar sus estudios de sociología en la universidad. Con la firme voluntad de hacer las cosas bien, de no ser una más de las que pasan por el porno sin pena ni gloria.

Dispuesta a todo

Y así fue, pronto destacó por su profesionalidad, por su magnífico culo y por una gran disposición para el sexo anal. Es una de esas actrices que parecen haber nacido para la profesión. Desde su debut en 2018 ha mantenido un desempeño espectacular. No ha parado, lleva 250 escenas y ya ha rodado con casi todas las productoras punteras.

Su progresión no pasó desapercibida para la crítica. En 2019 recibió tres nominaciones a mejor actriz revelación, por los premios principales de la industria, AVN, XBIZ y XRCO. Al final consiguió el XRCO, y algo más importante, afianzarse como una de las actrices más prometedoras de los últimos tiempos. De nuevo, en 2020 volvió a ser nominada para los AVN, en la prestigiosa categoría de mejor escena de sexo anal por Big Wet Asses 28 (2019).

Un culo grande, bonito y abierto

Si por algo destaca Gia Derza es por ser trabajadora. Es una de las pornstar que mejor lo está haciendo en los últimos años. Busca hacerse un nombre en la industria y se nota. Se toma en serio cada escena, se esfuerza y nunca decepciona. Además, no tiene problemas en poner el culo. Ya ha pasado por series especializadas en sodomía tan prestigiosas como All About Ass (Evil Angel), Anal Beauty (Jules Jordan) y Big Wet Asses (Elegant Angel). Brilla sobre todo en el hardcore, sus escenas con Markus Dupree están a un nivel altísimo.

También se está ocupando de mejorar su físico. La competencia aprieta, y ella sabe que para gozar de una larga carrera debe mantener su cuerpo en perfecto estado de revista. El cambio se aprecia a primera vista, ahora luce más definida y con un culo más musculoso que en sus inicios. No hay dudas, le ha sentado de lujo. De esta forma potencia su principal atributo; un trasero terso, contorneado y de buen tamaño, con unos cachetes muy redondos que lucen genial a cuatro patas.