Holly Hendrix

Holly Hendrix es una pornstar estadounidense nacida en el año 1997. Es una de esas actrices que nunca parecieron novatas; con dotes innatas para el oficio y sin ningún tipo de vergüenza para mostrarse como una verdadera devoradora de hombres.

Holly Hendrix

Un culo pequeño, bonito y sin fondo

Debutó en el porno en 2015, con 18 años recién cumplidos. Mide 1.46 m y solo pesa 41 kg, pero su aspecto frágil y delicado engaña. Es una auténtica bestia. Su entrega sexual abruma, está al nivel de reinas del hardcore como Annette Schwarz y Tyla Wynn. Además, es muy expresiva, su preciosa sonrisa acompaña las escenas de principio a fin. Por si fuese poco, chupa con ganas y traga.

El primer año ya rodaba porno extremo. En apenas tres meses ofreció su culo en Let’s Try Anal, la serie especializada en sexo anal para novatas de Mofos. Desde entonces, viene demostrando un compromiso con la profesión fuera de lo normal. Se está especializando de forma magistral en el sexo anal, su culo cuenta con una resistencia y elasticidad privilegiadas. Como extra, disfrutar de su diminuto físico sometido por los sementales es tremendamente efectista. La diferencia de tamaño con los actores magnífica las escenas y las dilataciones, que por momentos parecen casi irreales.

Forjando la leyenda

Es toda una profesional, resulta imposible verla en una mala escena. Resulta imprescindible hacer mención a sus gangbang; es, sin miedo a equivocarnos, la actriz en activo con más capacidad para esta clase de trabajos. Muy sumisa pero sin mostrar pasividad. Actúa enloquecida, ansiosa, sin bajar el ritmo en ningún momento. Siempre pide más; más duro y más profundo. Tampoco parece tener limites para lo extremo, ya lo ha hecho prácticamente todo; doble anal y doble vaginal incluidos.

Con tanto talento, en apenas un año su nombre resonaba por toda la industria. Su trabajo era alabado los fans, y sus videos de sexo anal ocupaban las primeras posiciones de todas las plataformas. Las grandes productoras empezaron a competir por tenerla en sus estudios. Kink, Mofos, Evil Angel, Brazzers… Trabajo tras trabajo, gape tras gape, Holly Hendrix se fue consolidando como una autentica pornstar de elite.

La crítica también se deshizo en alabanzas ante la joven. En 2017 se alzó con el premio a mejor actriz revelación y a mejor escena escandalosa por Holly Hendrix’s Anal Experience (2016). Una combinación reservada para pornstars de enorme talento. Solo el tiempo y su esfuerzo dirán hasta donde es capaz de llegar, pero si sigue por este camino y no baja el ritmo, su nombre pasara a la historia como el de una leyenda del porno hardcore.


Foto tomada en la Expo Exxxotica 2017 por Glenn Francis / CC BY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.