El talento en la industria pornográfica

Historias detrás del porno ha diseñado un sistema de clasificación para evaluar el nivel de implicación de las actrices. El ranking no es rígido y las descripciones de cada categoría son orientativas. Por poner un ejemplo, una mamadora excelente puede ascender en la escala sin la necesidad de hacer sexo anal.

1

EXTRA

Las actrices con más entrega sexual de su tiempo. No basta solo con cumplir los estándares del sexo hardcore, se debe ir un poco más lejos. Tanto por entrega sexual como por disposición para prácticas extremas. Son actrices que no le tienen miedo a nada. Es requisito imprescindible amar el oficio y disfrutar en cada escena. En definitiva, las elegidas del porno, si se combina con un físico espectacular tendremos a una pornstar que marcara una época.

2

ALTO

Cumplen con los estándares de intensidad exigidos en cada momento por la industria. Saben actuar y no dudan en rodar escenas de corte hardcore. Tienen largas carreras y acumulan el grueso de los premios de la industria. No les falta trabajo, son garantía de calidad. Prodigas en escenas de sexo anal tan demandado en la actualidad. Si el físico acompaña, tienen asegurado el éxito y la firma de lucrativos contratos.

3

MEDIO

No destacan por su entrega ni por su actuación delante de las cámaras. Intentan rodar la mayoría de sus carreras en suaves producciones de corte mainstream. Suelen brindar alguna escena anal de baja intensidad con más pena que gloria. El principal objetivo de sus carreras es aumentar su cuenta corriente con el menor desgaste posible.

4

BAJO

No disfrutan de lo que hacen pero han visto en el porno una forma rápida de conseguir ingresos. No suelen rodar escenas anales y se encasillan en pocas productoras. En escena destacan por una falta de ganas total. Por lo general son actrices guapas y con buenos físicos, de otra forma no llegarían a rodar para ninguna productora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.